Forma Equipo Inbound
Forma un Equipo de Inbound

Inbound es una metodología que trata por completo la relación con cada cliente. Va desde sus primeros acercamientos a la marca, hasta la consolidación de su lealtad reflejada en una relación duradera con múltiples compras e incentivos a la lealtad. Se trata de más que dinero: la empresa ayuda y agrega valor a los clientes.

Por tanto resulta una especie de obstáculo el modelo que muchas empresas manejan hoy en día. Muchos negocios separan por completo a sus áreas de marketing y ventas. Claro que está bien tener enfoques claros y equipos de trabajo, pero los problemas de hoy en día necesitan equipos que trabajen juntos, no por separado.

Escenario tradicional

Muchos líderes de empresas, o de áreas de marketing o ventas, conocen el siguiente escenario. A marketing se le piden números de prospectos nuevos cada mes. A ventas se le piden cierres. Por cumplir cuotas, marketing comienza a no calificar correctamente a sus leads, y por su lado ventas hace muchos cierres, pero con gente que no recompra.

El siguiente momento es que marketing culpa a ventas: “nosotros hacemos nuestro trabajo y entregamos leds, ustedes los ahuyentan”. Por su lado ventas dice: “nosotros hemos cerrado suficiente (o a veces no lo hacen), pero es culpa de marketing que no tengamos a los compradores indicados”. Una especie de jugar a la papa caliente en la que cada equipo se preocupa solo por justificar su trabajo, en lugar de traer un beneficio para toda la organización.

La experiencia inbound

En cambio si se forma y capacita a un equipo que entienda el rol de todos y cómo todos se ayudan, será benéfico para el panorama completo. La idea es que marketing y ventas trabajan con el mismo enfoque: satisfacer en cada momento a los clientes y atraer a personas realmente interesadas en la marca y su oferta.

Si se hace esto, entonces no habrá que culpar a otros por problemas, sino que se trabajará juntos para resolverlos: cada cliente satisfecho será el resultado del trabajo de todos. Desde el primer contacto en redes sociales, hasta la firma de un contrato anual por un servicio, el cliente estará ahí no solo por costos bajos, sino porque ha recibido en todo momento una experiencia del cliente estable y satisfactoria.

Asimismo es importante entender que hoy en día ninguna oferta de alguna empresa que no haga milagros, es única y especial. Duele escucharlo, pero hace falta esa humildad. Porque eso ayuda a entender que, a menos que la experiencia sea en verdad única (esa sí puede ser única), el cliente decidirá todo con base en dinero.

Por ello si tu competidor hace lo mismo que tú, esfuérzate porque tú y tu gente hagan la diferencia con más que un precio más bajo. Considera recompensar la lealtad de tus clientes, atender sus necesidades más allá de tu oferta, ayudarles a encontrar soluciones a otros problemas e incluso bríndales comodidad.

Todo esto construirá una mejor relación con clientes y prospectos, además de mejorar la reputación de tu compañía.

 
 

Lee las publicaciones más recientes de nuestro Blog

 
^