Sitio Ayuda Vender
Si tu sitio web no ayuda a Vender, no Sirve

¿Para qué usas tu sitio web hoy en día? Una página en Internet cumple varias funciones como la presencia misma en línea, dar a conocer productos y servicios, servir como punto de contacto entre las distintas audiencias y la empresa, y más. Sin embargo, hoy en día todo sitio web que no sirve para vender, no sirve.

No sólo se trata de tener una tienda online

Es importante ser claros al respecto: no todo sitio web debe tener una tienda online en la cual aparezca un enorme catálogo de productos y servicios, un carrito de compra y un método de pago legítimo y seguro. De hecho puede existir todo eso y tener un sitio que no ayuda a las ventas, mientras que otro sin tienda en línea genera clientes nuevos todos los días. La siguiente lista ayuda a entender el porqué:

  1. Tiempo de carga.
  2. Contenido.
  3. Aspecto visual.
  4. Facilidad de navegación (mapa claro, links funcionales).
  5. Aviso de privacidad.
  6. Calls-to-action claros.

Estos son algunos de los elementos fundamentales de todo sitio web. Errores en cada uno de ellos no sólo afectarán la calificación en los motores de búsqueda (SEO) por lo que menos personas lo hallarán, sino que serán dañinos para la experiencia de todos los visitantes.

Para que una página en internet ayude a vender más, debe ser congruente con la identidad de la marca y proveer información clara sobre servicios y productos a quien ingrese al mismo. Qué se ofrece, cómo se adquiere, la forma para solicitar más información y, en especial, contenido de valor que NO intente generar más ventas todo el tiempo.

Las personas ven a las marcas como a la gente misma y esto es cada vez más común, de acuerdo con Forbes, por lo cual darle personalidad y comunicarse importa. Incluso reconocer errores es un aspecto importante y una sección que comunique a la gente lo que se hace para mejorar o retribuir a la sociedad son elementos importantes que muchos descuidan.

¿Y la tienda?

Todo muy bien hasta aquí, pero ¿eso en verdad ayuda a vender? Sí. Al hablar de internet, una página propia es un conjunto de elementos que, como toda estrategia a largo plazo, no dan frutos de un día para otro. Sin embargo más importante que una tienda como tal, es ofrecer la oportunidad para que los visitantes demuestren su interés.

No es nada malo tener una plataforma de e-commerce, sólo que no es una solución para todos. Una cadena de salas de cine no vende sus productos de dulcería (los que más ganancias les dan) en línea y las inmobiliarias tampoco cierran sus tratos por Internet. Lo que sí ayuda a todos es la muestra clara de lo que se ofrece y algo tan sencillo como un formulario que permita al público dar su nombre y un método de contacto (inbound marketing).

Así será posible conocer quién está interesado y en qué, para contactarlos cuanto antes y escuchar sus necesidades. Luego es cuando se puede cerrar una venta y para eso será importante que el área de ventas esté familiarizada a la perfección con las campañas y los esfuerzos del área de marketing. La comunicación interna será clave para atender a cada cliente de manera personal.

 
 

Lee las publicaciones más recientes de nuestro Blog

 
^